Tierra para el Culto

Tierra para el Culto

Eran lo que erróneamente se conocían como tierras para el Sol. En realidad estas tierras llamadas del culto, que eran administradas por el Sumo sacerdote (Inca de Urín) y los demás funcionarios religiosos proporcionaban los insumos para la preparación de las bebidas y las comidas que se consumían en las celebraciones de fiestas, así  como las ofrendas y la alimentación de los funcionarios religiosos, guardianes y servidores de los templos.

Los dioses a quienes estaban dedicadas estas tierras, eran tanto el Dios oficial de los Incas –Wiracocha- como los dioses regionales de los reinos y señorios conquistados.

Asimismo, en los diversos curcazgos, el Sapainca asignaba tierras a las huacas. Era costumbre andina que cada huaca tuviese su chacra cuya producción sirviese para las celebraciones de ritos y fiestas. Las tierras eran trabajadas por los Hatunrunas locales.
Share on Google Plus

About Docentes

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más información en: Carpeta Pedagógica.