Atahualpa (1532 - 1533)

Atahualpa en Cajamarca
Diego de Almagro, Francisco Pizarro y Fray Vicente de Valverde de rodillas ante el inca Atahualpa  en Cajamarca, con el indio Felipillo actuando como intérprete, dibujo de Felipe Guamán Poma de Ayala | Fuente: Nueva corónica y buen gobierno (1615)

Atahualpa (1532 - 1533)

Quechua, "Dichoso Vencedor" 

Hijo de Huayna Cápac y de una coya cuzqueña. Nació en Cuzco, que después de pasar por la iniciación del huarachicu acompaño a su padre a Tumibamba, y pronto ganó prestigio entre sus generales por el valor que desplegaba en las acciones de guerra.Era el hijo preferido y heredero del reino de sus antecesores, no acompañó el cuerpo embalsamado de su padre, Huayna Capác que fue conducido al Cuzco, seguramente con intenciones ya manifiestas de no llegar a ningún acuerdo con Huáscar.Huáscar despidió a sus emisarios con los vestidos y las narices cortados. En consecuencia, mientras los orejones reconocieron a Huáscar como sucesor de Huayna Cápac, en Tumibamba fue proclamado Atahualpa. Tenía la ventaja de que tres de los mejores generales del Imperio (Rumiñawi, Quisquis y Calcuchimac), experimentados en cientos de batallas fueron recomendados por su padre, antes de su muerte, para quedar al servicio del Quiteño. Alto de estatura, de ojos cargados de sangre, de semblante severo, bastaba una mirada para sentenciar a muerte a cualquiera de sus súbditos; esos ojos reflejaban un espíritu sanguinario; y esto último quedó demostrado con la orden que dio al general Quisquis de pasar sangre y devastación eliminando a toda la familia Imperial y a toda la nobleza, desde el vientre de la madre hasta niños lactantes en presencia del mismo Huáscar.Sin embargo una enconada guerra; al servicio de Atahualpa, los generales Quizquiz y Chalcochima obtuvieron sucesivas victorias, que los llevaron hasta las proximidades del Cuzco; derrotaron y apresaron a Huáscar en la batalla de Quepaypampa; y descargaron su crueldad contra los familiares del vencido.

Sin embargo, Atahualpa no pudo marchar al Cuzco para ceñirse el llauto imperial, porque recibió la noticia de la penetración española. Y como el pueblo se hallaba debilitado por las matanzas y dividido por el odio, no opuso resistencia porfiada contra los extranjeros. Atahualpa que se encontraba en Cajamarca en los baños termales, recibe la invitación de Francisco Pizarro para entrevistase con él, que había llegado el 15 de noviembre de 1532 a la ciudad. Al día siguiente, Atahualpa al asistir para encontrase con Pizarro es capturado y apresado en la plaza de armas de Cajamarca(16-XI-1532) y al observar la ambición de los españoles les ofrece un rescate por su liberación: ofreciendoles llenar una habitación con oro y dos con plata, hasta la altura alcanzada por su mano; pero inútilmente, el rescate lo cobraron los hispanos, pero al ver que el era un obstáculo para la realización de la conquista deciden darle muerte. Entonces Atahualpa es juzgado encontrandole culpable de dar muerte a su hermano Huáscar, por usurpación al trono, de idolatría, de no haber cumplido totalmente con el tesoro del rescate y de estar poseído de propósitos agresivos contra los españoles, fue condenado a morir en la hoguera. Esta pena se conmutó por la estrangulación (garrote), por haber aceptado bautizarse recibiendo el nombre de Juan, la pena se cumplió el 29 de agosto de 1533, sus restos descansan en la capilla de Cajamarca. Frisaba a la razón en los 33 años; tenía muchas mujeres que lo habían seguido en sus triunfos, y algunas de ellas se sacrificaron voluntariamente cuando el Inca fue ajusticiado. Uno de sus generales con algunos indios robaron su cadáver y lo trasladaron a Turibamba años mas tarde ocultando el lugar de su entierro.

Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Más Información en: Carpeta Pedagógica.